Publicidad (Top)
La lactoferrina es un potente estimulador del sistema inmunológico y ya está siendo usada en varios países europeos en un momento en el que empieza a dispararse la ola de contagios. Se trata de una proteína que se encuentra en distintos fluidos del cuerpo humano, principalmente en la leche materna, y cuenta con una potente carga antiviral contra virus ARN y ADN, entre otros.
Según un grupo de investigadores de la Universidad de Roma La Sapienzia, esta glicoproteína protege contra las infecciones evitando que los virus se cuelen en las células. Estos expertos concluyeron que la lactoferrina desarrolla inmunidad innata en los más pequeños debido a que su sistema de defensas responde de manera más rápida y efectiva contra las infecciones gracias a la producción de anticuerpos.
Por lo tanto, el estudio sugiere que esta proteína podría ser útil para tratar a enfermos de Covid-19. Los resultados en pacientes con pocos síntomas y asintomáticos demostraron buenos resultados: los síntomas desaparecieron y, a los 12 días, también lo hizo el virus.
Publicidad (Inline)

En España, el fundador y propietario de SesdermaGabriel Serrano insiste en los beneficios de la lactoferrina contra el coronavirus.

Durante los últimos 16 años, el Doctor Gabriel Serrano y su grupo de investigadores especialistas han logrado demostrar in vitro la eficacia de la lactoferrina encapsulada en liposomas para prevenir el desarrollo de bacterias y virus en estudios de laboratorio. Como resultado de estos estudios Sesderma ha elaborado toda una gama de productos que definen un escudo protector, tal y como lo ha caracterizado el Dr. Serrano, que logra conformar una barrera protectora que defiende al organismo humano de patógenos y agresiones contaminantes a las que estamos sometidos en nuestra vida cotidiana.

Este escudo protector compromete el uso de gotas nasales en forma de aerosol, colutorios, pasta dental, gotas oculares, humectantes cutáneos en forma de aerosol y suplementos alimenticios en forma líquida, todos tomando como base de ingredientes principales a la lactoferrina, la vitamina C, y el Zinc, encapsulados en nanoliposomas que garantizan la debida absorción y biodisponibilidad de estos ingredientes vitales en el cuerpo humano.

Para avalar la afectividad de este escudo protector de Sesderma, existe suficiente evidencia científica de estudios suscritos por centros académicos, y de investigación científica, investigadores de relevancia internacional y centros de estudios médicos a nivel gubernamental.

En fecha reciente el Journal of Medical Virology resalta un estudio de investigadores de la Penn State College of Medicine, donde se indica que coronavirus humano puede detenerse a nivel bucal. En otro estudio publicado bajo el auspicio del US National Library of Medicine National Institutes of Health,

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7434367/ se detallan estudios realizados con el objetivo de demostrar la capacidad o no de diferentes tratamientos antisépticos nasales, de prevenir, debilitar o eliminar totalmente los virus del tipo SARS-CoV-2. En el mismo se utilizaron los siguientes compuestos e igredientes, hypothiocyanite, lactoferrin, N-chlorotaurine, interferon-alpha, povidone-iodine, quaternary ammonium compounds, y formulas nasales con base de alcohol y la hydroxychloroquine. Los resultados apuntan inequívocamente a la capacidad de la lactoferrina de inhibir la capacidad de desarrollo del virus en las fosas nasales y su posterior propagación al sistema respiratorio.

La lactoferrina impide la reproducción de bacterias

La lactoferrina no llega a matar a la bacteria que entra en el organismo, pero sí impide su reproducción, por lo que envejece y muere. Las investigaciones que se han llevado a cabo han demostrado que esta proteína daña la membrana exterior de la bacteria gram negativa (un tipo de bacteria), se pega con el lipopolisacárido (LPS), que es una parte de la membrana externa y, como consecuencia, se produce una rotura, lo que se conoce como lisis celular.

“Al dañar la membrana de la bacteria la lactoferrina aumenta la efectividad de las sustancias antibióticas naturales como los lisosomas y los antibióticos farmacéuticos como la rifampicina. La lactoferrina además tiene la capacidad de prevenir la adhesión de las bacterias a las células corporales. Sobre todo, en infecciones crónicas las bacterias tienen la tendencia de formar una biopelícula (una capa de bacterias organizadas muy adhesiva en la superficie de la mucosa) que dificulta mucho la erradicación”, explican desde Natura Foundation.

Publicidad (Bottom)