Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

Es parte de lo que abarca “Ciudad Bicentenario”, un proyecto que se planea desarrollar en un área desértica al norte de Lima.

Según anunció el gobierno peruano en septiembre, se calcula que se invertirán US$3.000 millones en la iniciativa, entre fondos públicos, privados y procedentes de organismos de cooperación.

"Ciudad Bicentenario": el multimillonario proyecto de Perú para construir una urbe en medio de una zona desértica

En esta zona sin asentamientos se planea la construcción de la nueva ciudad.

Perú cumplirá 200 años de la declaración de su independencia y este proyecto es uno de los principales que el gobierno del presidente Martín Vizcarra tiene anunciados, pese a que se estima que la construcción de la ciudad concluirá años después.

El proyecto

La “Ciudad Bicentenario” será cuatro veces más grande que el distrito de Los Olivos, uno de los más conocidos de Lima.

Estará en un área llamada Ancón, que además de su proximidad con la capital peruana se encuentra cerca de un puerto que puede desconcentrar el intenso tráfico que se produce en el tradicional ancladero del Callao.

Esquema de la “Ciudad Bicentenario”.

Y el ministerio de Medio Ambiente de ese país señala que la urbe será un modelo pionero de gestión territorial saludable en el país.

“Una ciudad que incorpore dinámicas productivas y logísticas bajo un modelo sostenible que haga frente a los retos del cambio climático”, afirma del área, Kirla Echegaray

La autoridad añadió que este plan de desarrollo urbanístico se asentará en el último espacio de propiedad pública libre asentamientos y de gran escala que le resta a Lima.

El crecimiento desordenado de la capital peruana es, desde hace varios años, uno de los problemas que tiene esa ciudad y sus habitantes.

Las dificultades

Sin embargo, este proyecto ambicioso no está libre de cuestionamientos y preocupaciones respecto a su desarrollo.

Así lo expresa a BBC Mundo la analista política y experta en gestión pública Karen López Tello, quien enumera posibles dificultades relacionadas al manejo de los recursos económicos, conexión entre diferentes instituciones y también los tiempos políticos, dado que al presidente Vizcarra le queda menos de un año de mandato.

“Requiere de un gran esfuerzo de coordinación multisectorial y multinivel que además debe sostenerse en el tiempo y por más de un gobierno”, señala la analista, quien es presidenta de la asociación civil Propuesta País.

El proyecto peruano sostiene que no se afectarán las lomas que colindan con el área de urbanización.

López Tello añade que al menos siete ministerios y diferentes niveles de gobiernos locales deberán realizar un estrecho trabajo para que el plan tenga éxito.

Y por ello señala que deben existir instancias del gobierno central para el seguimiento constante de los avances del proyecto.

“Para poder darle prioridad técnica, presupuestal y política. De lo contrario, los esfuerzos que se inicien en este gobierno, se entramparan en la falta de ejecución, ausencia de presupuesto y mucha corrupción e ineficiencia”, indica.

Diferentes estudios de opinión sitúan al mal manejo de los recursos públicos como el principal problema de Perú.

Pese a las dificultades observadas, López Tello considera que la iniciativa de la “Ciudad Bicentenario” es oportuna, innovadora y desafiante.

Las nuevas ciudades

Diferentes países optaron por construir urbes nuevas en las afueras o en las áreas metropolitanas de sus ciudades más grandes para resolver sus problemas de vivienda o de urbanización.

Sin embargo, el gobierno peruano destaca que su proyecto tiene una diferencia con los desarrollados, por ejemplo, en Medio Oriente, dado que no será invasivo con el paisaje ni con los ecosistemas presentes.

Y por ello se determinó que no se urbanizarán las lomas que colindan con el terreno donde se pretende construir la futura urbe.

El crecimiento de Lima es un tema que preocupa a las autoridades desde hace años.

Lima es una de las capitales latinoamericanas que presenta problemas de asentamientos ilegales, falta de acceso a servicios básicos en barrios alejados y expansión no planificada.

El crecimiento poblacional de esa ciudad y sus áreas aledañas es una preocupación constante desde la década del 60 del siglo pasado y está relacionada con la migración interna desde otras regiones del país.

Por ello, el arquitecto urbanista Aldo Facho Dede, señaló que la “Ciudad Bicentenario” es más que hacer más carreteras y levantar infraestructuras.

“Este proyecto es una alternativa completa para fortalecer y lograr el modelo de planificación urbana que se ha intentado aplicar en el país”, indicó el experto en un foro virtual reciente.

Publicidad (Bottom)