Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

Según la publicación de prensa, la compañía de Mark Zuckerberg informó en su blog que tras esta la adquisición prevé integrar este servicio a la biblioteca de GIF en Instagram, así como en otras aplicaciones del catálogo bajo el paraguas de Facebook. “Para que las personas puedan encontrar la forma correcta de expresarse”, se lee en el blog, cita El Mundo.

La web Axios reveló que el valor de la compra asciende a unos 400 millones de dólares (370 millones de euros) y que Giphy mantendrá su marca pese a su integración en las aplicaciones de la compañía, se detalla en la nota.

Imagen de Giphy

Logotipo de empresa de servicio de gifs Giphy. Tomado del portal Trecebits.com.

 

La importancia de esta compra también radica en que Giphy ofrece su servicio a otras empresas de internet, que no son de Zuckerberg, como Twitter o Signal, una app de comunicaciones seguras, añade El Mundo.

Alrededor de esta transacción hay varias preguntas que se han hecho como: ¿Para qué quiere Facebook un servicio de búsqueda y publicación de gifs?

El Mundo recoge en su publicación la opinión de varios expertos y anlistas: Facebook no quiere a Giphy por los gifs, sino porque con ese servicio ganan control sobre un elemento que es ya parte integral de muchas redes sociales como Twitter o aplicaciones de mensajería que compiten con WhatsApp y Facebook Messenger. La recolección de datos vuelve a reabrir el debate sobre Facebook y la privacidad.

En este análisis, se añade que la compra de Giphy ha sido toda una sorpresa, y a diferencia de otras operaciones anteriores, la estrategia de Facebook aquí no es la de “deshacerse de un competidor”, sino lograr el control de un servicio transversal que muchas redes sociales y aplicaciones de mensajería utilizan como parte natural de esas vías de comunicación.

Publicidad (Bottom)