Así evoluciona el coronavirus covid-19

La propagación del coronavirus comenzó en diciembre del 2019 en China.

0
212
Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

Muchas otras zonas del país asiático permanecen bloqueadas y se han restringido un gran número de vuelos internacionales a esa zona del continente.

La propagación de este virus, llamado oficialmente Covid-19, se da en climas fríos. En Latinoamérica aún no se han reportado casos. Esto se debe, según la Organización Panamericana de la Salud, a que hay menos vuelos directos desde China hacia estos países en comparación con otros países de Asia, incluyendo Europa y Estados Unidos.

Luego de que el 12 de febrero China cambiara los criterios de diagnóstico e incluyera casos “clínicamente diagnosticados” las cifras de afectados por el coronavirus se dispararon.

Total de casos Total de muertes
75 781 2130

¿Dónde comenzó?

Wuhan, el lugar donde se registraron los primeros casos de coronavirus, es la capital de la provincia de Hubei. Está ubicada en la zona este de China y es un importante centro de viajes que conecta algunas de las ciudades más grandes de ese país. Con una población de 11 millones, es más grande que Londres y Nueva York.

Las autoridades señalan a un mercado de Wuhan como el lugar donde se originó el brote. Aunque es un lugar de comercio de mariscos, es conocido por la venta de animales como ranas, serpientes y cocodrilos. Supuestamente, el contagio se dio de animal a persona.

¿Cuán peligroso es?

Según la OMS, los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta un síndrome respiratorio grave como neumonía. El Covid-19 es uno de los más severos.

Los estudios indican que es muy contagioso, pero poco mortal. Más del 80% de los casos han sido leves y la mayor cantidad de contagiados es mayor de 80 años, según cifras del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC).

Formas de contagio

El virus generalmente se transmite a través de gotitas durante los estornudos o la tos. Usar mascarilla limita la propagación de algunas enfermedades, pero no todas. La OMS recomienda otras precauciones como lavarse las manos y no tocarse el rostro.

Publicidad (Bottom)