Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

Las proyecciones alertan que Venezuela cerrará este año con una inflación del 200 000 % y se estima en 500,000 % para el próximo año. Desde que Nicolás Maduro llegó al poder, la economía ha caído 3,9 % en 2014; 6,2 % en 2015; 17 % en 2016; 15,7 %, en 2017; y 18 % en 2018, según el Fondo Monetario Internacional.

La impredecible y compleja situación del país apunta a que, en paralelo a ese aumento de crisis, también ha crecido la migración de venezolanos y según proyecciones de Naciones Unidas (ONU) la cifra pasará de los 4,6 millones actuales a 6,5 millones en 2020.

Éxodo sin fin de venezolanos y con mayores proyecciones

Una migrante venezolana aguarda en el puente fronterizo internacional Simón Bolívar, principal ingreso a Colombia.

El organismo estima en 1350 millones de dólares el monto necesario para atender a 4,3 millones de personas en 17 países en 2020, doblando una anterior proyección de diciembre de 2018 que llegaba a 738 millones de dólares.

Entre los países en primera línea de acogida está Colombia donde radican 1,4 millones de venezolanos, seguido de Perú con 860 000, Ecuador con 330000, Chile con 371 000 y Brasil con 212 000, según la ONU.

Los países de la región que se han convertido en destino de los venezolanos están bajo presión y hacen esfuerzos para ajustar sus políticas migratorias. De estas naciones en Ecuador, Chile y Perú existen restricciones de visado para el ingreso, desde junio y agosto.

El representante especial de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la migración venezolana, Eduardo Stein, alerta que la situación es más complicada. De la proyección inicial de 738 millones de dólares para atender la crisis, apenas se ha recibido un 33 % de lo solicitado.

“Se está terminando de elaborar un planteamiento más actualizado teniendo en cuenta las experiencias y necesidades sentidas… Va a haber un nuevo planteamiento…, que podría estar por los 1500 millones de dólares, porque el flujo no ha descendido, sino, al contrario, ha aumentado y las necesidades son enormes”, refiere Stein a la Agencia Anadolu.

Según un informe de la OIM sobre las contribuciones y donaciones para el manejo de la crisis de la migración venezolana en otros países, Ecuador, por ejemplo, ha recibido 7676037 dólares para tratar la crisis migratoria venezolana, pero lo que realmente necesita es 21 895 896 dólares.

En estos países, además de agotar los “recursos domésticos”, también se han saturado los recursos “institucionales, sobre todo en salud, educación y alimentación, y han empezado a incrementarse manifestaciones de rechazo en las poblaciones locales por la llegada de venezolanos al país, creando dificultades políticas adicionales que no se tenían”, refiere el representante de la ONU.

En apenas cuatro años, unos 4,6 millones de venezolanos han migrado cruzando por puestos de aduana oficiales, pero a esa cifra habría que aumentar, al menos un 10 %, a quienes salen del país por pasos ilegales, trochas clandestinas. “Estamos ya muy cerca de los cinco millones”, dice Stein.

La socióloga Claudia Vargas, especialista en asuntos migratorios de la Universidad Simón Bolívar, indica que la crisis venezolana en solo tres años ha provocado la salida de más gente que la que se desplazó por la guerra en Siria.

Publicidad (Bottom)