El presidente electo, Alejandro Giammattei, denunció este sábado que le negaron el ingreso a Venezuela, adonde viajó para reunirse con el opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por medio centenar de países.

“No nos dejaron entrar a Venezuela, nos escoltaron hasta la puerta y nos han subido al avión”, afirmó en un video publicado por Guaidó.

Mediante un video publicado por Juan Guaidó, Giammattei, quien viajó a ese país para invitarlo a la toma de posesión, denunció que fueron escoltados y expulsados por el régimen de Nicolás Maduro.

“El régimen impide la entrada del Presidente Electo de Guatemala @DrGiammattei y piensa que con eso va a detener el apoyo de los líderes de nuestra región. Se equivoca, aquí su mensaje de respaldo incondicional a nuestra causa”, condenó el autodenominado presidente de Venezuela.

El régimen impide la entrada del Presidente Electo de Guatemala @DrGiammattei y piensa que con eso va a detener el apoyo de los líderes de nuestra región. Se equivoca, aquí su mensaje de respaldo incondicional a nuestra causa. Dijo Guardó

Giammattei fue subido nuevamente al avión en el que llegó a Venezuela. (Foto: cortesía)REGRESA A PANAMÁ

Giammattei y su canciller designado, Pedro Brolo, regresaron a Panamá, desde donde habían viajado hacia Venezuela en un vuelo comercial, expresó el equipo de comunicación del mandatario electo de Guatemala.

“Un mensaje al presidente Guaidó: estamos con ustedes, aunque no nos hayan dejado entrar nuestra voz la haremos escuchar el día de hoy en todo el continente, que Dios bendiga a Venezuela”, remarcó el político de 63 años.

El jefe parlamentario Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino en enero pasado luego de que el Legislativo, de mayoría opositora, declarara la “usurpación” del mandatario Nicolás Maduro al denunciar que su reelección fue “fraudulenta”, convocó de inmediato una rueda de prensa para referirse al caso.

Toma de posesión

Giammattei había dicho en un primer video grabado camino a Venezuela que tenía previsto invitar a Guaidó a su toma de posesión, además de pedirle a Maduro la liberación de “presos políticos” y la “convocatoria inmediata a elecciones democráticas”.

El gobierno socialista, confrontado por la peor crisis socioeconómica del país petrolero en su historia reciente, no se refirió en lo inmediato a la denuncia.

En febrero pasado el gobierno venezolano, que denuncia un complot internacional encabezado por Estados Unidos para derrocar a Maduro, prohibió el ingreso de cinco eurodiputados que viajaron al país invitados por Guaidó.