El acuerdo explica que se fija un plazo de dos años a partir de dicha publicación para que las personas individuales o jurídicas que comercialicen y utilicen dichos productos los sustituyan por otros que cumplan con regulaciones biodegradables o amigables con el medio ambiente.

La medida no limita ni restringe los acuerdos para el mismo efecto que se hayan emitido en corporaciones municipales anteriormente.

La medida establece que solo podrán utilizarse materiales de plástico, desechables o de duroport los insumos médicos o fabricados especialmente con fines terapéuticos.