«Guatemala se convierte ahora en un productor de cocaína, que ya pone a Guatemala en una situación con respecto a la seguridad regional totalmente distinta», proclamó el funcionario a los periodistas después de la reunión semanal del Gabinete de Gobierno.

El ministro hizo esta valoración después de que las autoridades localizaran laboratorios de droga y plantaciones de hoja de coca en algunos municipios donde está declarado el «Estado de sitio» desde hace unas semanas.

El ministro hizo esta valoración después de que las autoridades localizaran laboratorios de droga y plantaciones de hoja de coca en algunos municipios donde está declarado el «Estado de sitio» desde hace unas semanas.

El Gobierno tomó la determinación de instaurar esta emergencia en más de una veintena de municipios del noreste del país después de que una brigada de la marina supuestamente fuera emboscada por un grupo de narcotraficantes, dejando tres militares muertos, cinco heridos y uno ileso.

Debido a esta nueva conclusión, el ministro de Interior ha anunciado que están trabajando «una estrategia muy fuerte» con autoridades antinarcóticas de Estados Unidos porque, reiteró, «el escenario ya es totalmente diferente».

Además, recordó que los cinco helicópteros que llegaron este martes, después del mantenimiento que sufrieron en Estados Unidos, les permitirá seguir en esa línea y advirtió que estarán volando «de día y de noche» por diferentes puntos del país para combatir a estos grupos.

Guatemala integra junto a Honduras y El Salvador el llamado Triángulo Norte centroamericano, considerado una de las zonas más pobres y violentas del mundo tanto por el aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los carteles mexicanos, como por la debilidad de las instituciones estatales y el accionar de las pandillas.

Resultado de imagen para Guatemala «productor de cocaína» señala el GobiernoDurante 2017, el 90 por ciento de la cocaína que llegó al mercado de Estados Unidos, el mayor consumidor de esta droga en el mundo, pasó por el corredor centroamericano, según el informe anual del Gobierno estadounidense sobre narcotráfico en el mundo.

En los últimos tres años, de acuerdo con las estadísticas oficiales de Guatemala, se realizaron incautaciones récord de esta droga, llegando en 2016 a los 12.818 kilos, un año después a los 13.659 kilos y en 2018 a los 16.829.

«Guatemala se convierte ahora en un productor de cocaína, que ya pone a Guatemala en una situación con respecto a la seguridad regional totalmente distinta», proclamó el funcionario a los periodistas después de la reunión semanal del Gabinete de Gobierno.