Los fuertes vientos provocados por el tifón Lingling derribaron árboles, provocaron la suspensión de vuelos y dejaron a miles de viviendas surcoreanas sin electricidad el sábado, a medida que se acerca a la península coreana.

Tifón deja sin electricidad a 17.000 hogares en Corea del Sur

El fenómeno puede afectar a un área más amplia del país a medida que pase frente a la costa oeste de Corea del Sur antes de tocar tierra en Corea del Norte. AP

 

Los vientos y la lluvia provocaron apagones en unos 17.000 hogares en la isla turística de Jeju y en otras regiones sureñas de la península, indicó el ministerio del Interior y Seguridad de Corea del Sur.

El tifón se ubicaba a 184 kilómetros (114 millas) al suroeste de la ciudad sureña de Gunsan el sábado por la mañana, desplazándose hacia el norte a 45 kilómetros por hora (28 mph) con vientos de hasta 140 km/h (87 mph), indicó la Asociación Meteorológica de Corea.

Se prevé que el tifón afecte un área más amplia del país a medida que pase frente a la costa oeste de Corea del Sur más tarde el sábado antes de tocar tierra en Corea del Norte al anochecer.

La tormenta derribó árboles y faroles de las calles, dañó señales del tránsito en Jeju, provocó que los aeropuertos cancelaran 89 vuelos y obligó a 38 personas a evacuar sus viviendas inundadas en una ciudad cercana a Seúl. Hasta el momento no había reportes de lesionados.

Resultado de imagen para Tifón deja sin electricidad a 17,000 hogares en Corea del SurLos parques nacionales fueron cerrados, así como los puertos del sur y los puentes sobre el mar. La agencia meteorológica de Corea del Sur ha advertido de inundaciones, deslaves y daños en estructuras debido a las fuertes lluvias y vientos que se esperan en todo el país hasta el domingo por la mañana.

En Corea del Norte, el líder Kim Jong Un “convocó urgentemente” a una reunión de emergencia el viernes para examinar las tareas de prevención de desastres, y reprendió a funcionarios gubernamentales a los que describió como “impotentes ante el tifón, inconscientes de su gravedad y presa de un sentimiento indolente”, señaló la Agencia Noticiosa Central Coreana.

Kim exhortó a sus fuerzas armadas a impulsar las estrategias nacionales para reducir al mínimo los daños provocados por el tifón, algo que dijo sería un “esfuerzo enorme” que requeriría que todo el país se prepare, agregó la agencia.