La suspensión del Tratado de Libre Comercio por parte del gobierno salvadoreño con el país asiático viene a ser una oportunidad para Guatemala y significa pérdidas millonarias para el sector azucarero de El Salvador.

El viceministro de Economía de Guatemala, Julio Dougherty Monroy, habría confirmado a un grupo del sector empresarial que buscará entablar conversaciones con la Comisión del TLC que su país tiene establecido con Taiwán, para analizar las posibilidades de aumentar sus cuotas comerciales con el país asiático, según publicación del periódico Prensa Libre de Guatemala.

El azúcar es el producto que más exportan tanto Guatemala como El Salvador a Taiwán.

Según la información luego de convocada dicha comisión identificarán los productos y las cuotas que Guatemala podría ampliar “y mejorar las condiciones arancelarias con Taiwán, informa el artículo. “Tenemos que aprovechar estas condiciones que se están dando, pero no podemos afirmar si se puede aprovechar este cupón porque dependerá de la revisión. No necesariamente porque somos vecinos se viene el contingente, pero apuntamos hacia esto”, dijo el viceministro guatemalteco según la publicación.

Guatemala no es el único interesado, desde agosto pasado, cuando el gobierno de El Salvador informó que cerraba relaciones diplomáticas con Taiwán y las abría con China Popular, los ingenios azucareros nicaragüenses hicieron público su interés hacia el mercado taiwanés y aseguraron su disposición a tomar la cuota de azúcar de 80 mil toneladas que El Salvador llegó a exportar a Taiwán, según declaraciones de Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), de acurdo con un artículo del periódico nicaragüense El Nuevo Diario.

Al sector azucarero y otros exportadores salvadoreños no les sorprende esta competencia, ya que el mercado taiwanés es una buena oportunicad comercial, y la ha sido desde el 2007 para El Salvador cuando entró en operación el TLC.

Lo que los exportadores salvadoreños lamentan y cuestionan es la denuncia inconsulta y la falta de transparencia del gobierno salvadoreño en la denuncia del TLC con Taiwán y en la apertura de relaciones diplomáticas con China Popular, ya que este nuevo pacto incluía terminar todo acuerdo o tratado con el gobierno taiwanés.

Los empresarios salvadoreños demandan ante esto una investigación exhaustiva de la Asamblea Legislativa sobre el procedimiento de la denuncia del TLC, que incluso para algunos diputados no ha sido tenido el debido proceso.