Kendall protagonizó una sesión fotográfica para la versión italiana de Vogue llena de dramatismo y erotismo.
A través de su cuenta de Instagram, una de las menores de las Kardashians compartió la imagen de la portada que fue tomada Mert Alas y Mac Piggot, fotógrafos de moda que se caracterizan por darle un toque vintage a sus retratos.
Te recomendamos: Kendall Jenner fue la modelo mejor pagada en 2018 ​ Pero una de las imágenes que más llamó la atención fue en la que Kendall aparece completamente desnuda, con nada más que un par de tacones y guantes amarillos.

Vogue Italia compartió la portada de la edición de febrero, llamada ‘Ossessione’ (Obsesión), y algunos videos del detrás de cámaras en donde se ve a una Kendall juguetona con apariencia de  geisha.

En su cuenta de Instagram, la modelo dijo que había advertido que las fotos habían estado llenas de drama.
Y es que además del desnudo, Kendall aparece con una muñeca y un atuendo bastante aterrador, además de un cuarto rojo y un retrato de ella en una tina llena de espuma.
Hasta el momento, la publicación suma más de tres millones de me gusta.