A partir de este martes 11 de septiembre diversas organizaciones sociales convocaron a manifestaciones pacíficas en el ámbito nacional, cuyo objetivo es condenar los actos de corrupción, el retiro de la inmunidad del presidente Jimmy Morales a quien también se rechazan las recientes acciones de la no renovación del mandato de la CICIG y la prohibición del ingreso del comisionado Iván Velásquez.

PROTESTAS

La Alcaldía Indígena de Sololá comenzará con esta jornada de protestas este lunes sobre la ruta Interamericana. Se prevén bloqueos en al menos tres puntos, desde el kilómetro 116 al kilómetro 172.

EN TOTONICAPÁN

La directiva de los 48 cantones de Totonicapán anunció el cese de actividades en la cabecera departamental para este martes, ya que se realizarán protestas.

Se dio a conocer que se prevén bloqueos en el kilómetro 187 (Cuatro Caminos), en el kilómetro 170 en la cumbre de Alaka; 60 vueltas, Totonicapán; así como en La Morena. Se suspenderán todas las actividades en la cabecera departamental.

MARCHAS EN LA CIUDAD

El miércoles 12 de septiembre la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), hará marchas pacíficas que iniciarán en cuatros puntos de ingreso a la ciudad y culminarán en el Congreso y el Palacio Nacional de la Cultura.

Según los integrantes de la CNOC, el objetivo es “repudiar y denunciar el aumento de la persecución y criminalización en contra de defensores y defensoras de derechos humanos, que son víctimas en las comunidades y que reclaman derechos en sus territorios de una manera pacífica. Así también la corrupción que tiene copado a todas las instituciones del Estado”.

AMPARO

Este domingo el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, interpuso un amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC) en contra del presidente Jimmy Morales, el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, así como el Director de la PNC.

En el documento presentado por el magistrado de conciencia ante la máxima corte constitucional expresa que el amparo es “un asunto de urgencia nacional”. Además, “Constituye una amenaza cierta, inminente y determinada, a la posible violación que el señor Presidente Constitucional de la República, señor Jimmy Morales Cabrera, pueda declarar restricciones al derecho de reunión y manifestación, así como el de libre emisión del pensamiento, sin ningún motivo para realizarlo, violentando la Constitución”.