La mayoría eran civiles muertos en varias localidades del norte de la provincia Sueida, controlada por el régimen de Bashar Al Asad. Los yihadistas abatieron a muchos de ellos dentro de sus casas.
Funerales masivos  de víctimas de yihadistas

Sepelio de las víctimas de la matanza por yihadistas.

Se trata de uno de los primeros ataques masivos efectuados por EI en los últimos meses en Siria, donde el territorio controlado por esta organización yihadista se redujo de forma significativa durante el último año. El balance actual asciende a “246 muertos, entre los cuales hay 135 civiles”, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El EI publicó videos en los que aparecían yihadistas decapitando a hombres.

Dirigentes de las aldeas tomaron una posición firme contra la guerra y resistieron el reclutamiento de sus hijos en el Ejército para evitar represalias. Diana Semaan, de Amnistía Internacional, dijo que había señales de una ausencia total de fuerzas armadas o de seguridad durante el ataque.