Pasaron un año y 7 meses para que Guatemala volviera a la cancha de futbol bajo el aval de la Federación Internacional, la cual comunicó en forma oficial que ha dejado sin efecto la sanción que le impuso el 28 de octubre de 2016.
Un día después que el comité de regularización que nombró en la Fedefut fue juramentado por la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), la FIFA hizo saber por medio de esta que nuestro país goza nuevamente de su reconocimiento y que gozará nuevamente de los programas de apoyo y desarrollo, además de competir en los torneos de clubes y selecciones avalados por la UNCAF y la Concacaf.
Juan Carlos Ríos en el uso de la palabra
Juan Carlos Ríos, quien preside la comisión, leyó el documento firmado por Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA, procedente de Zúrich, Suiza, y con fecha del 31 de mayo, en el que consta la medida adoptada.
Fin a un largo camino La Fedefut quedó acéfala luego de que Brayan Jiménez y Héctor Trujillo, quienes ocupaban los cargos de presidente y secretario en el comité ejecutivo, se vieron involucrados en el escándalo de corrupción conocido como “FIFAGate”.
Ante esto, la FIFA nombró a una comisión de regularización que encabezaba Adela de Torrebiarte, la cual recibió instrucciones de reformar los estatutos en la Fedefut y adecuarlos a los suyos. Después de una pugna en la que la asamblea del futbol, en un movimiento promovido por Jorge Mario Véliz, desconoció el mandato de la comisión, la CDAG intervino en la Fedefut, lo cual fue considerado por la FIFA como injerencia de terceros y la suspendió de toda actividad a finales de octubre de 2016.
Después de varios reveses, el grupo de Véliz reconoció la autoridad de la comisión que poco después fue disuelta por la FIFA que exigió la reforma de los estatutos para quitar el castigo, lo cual desencadenó otra lucha para lograr en el Congreso de la República las reformas necesarias a la Ley del Desarrollo de la Cultura Física y el Deporte.
El Comité de Regularización de la Fedefut
LUZ EN EL CAMINO
Después de que la FIFA y la Concacaf dejaron al margen a Guatemala de varios torneos de clubes y selecciones, y de que Véliz, elegido como presidente de un comité ejecutivo que nunca gozó de su reconocimiento intentaron aprobar estatutos con irregularidades, el órgano rector estableció al 30 de abril el plazo máximo para extender las sanciones. Contra el tiempo, en el Congreso se aprobaron las reformas a la ley y existió luz verde para los cambios necesarios, los cuales, después de otro intento fallido de alteraciones de parte de Véliz y su grupo, fueron validados por la CDAG y una misión conjunta de la FIFA y la Concacaf.
A juicio de esta última, los plazos fueron cumplidos y la FIFA designó a una nueva comisión encabezada por Ríos y en la que figura Juan Carlos Plata, exfutbolista nacional. Este grupo, cuyo mandato se extenderá como máximo al 31 de mayo de 2019, tendrá la responsabilidad de convocar a elecciones a un nuevo comité ejecutivo, además de otras tareas como nombrar a los responsables de las diferentes selecciones nacionales.
Juan Carlos Plata da sus impresiones tras levantada la suspensiónFoto: Douglas Suruy