El canibalismo mediático es espantoso…

El rio revuelto esta siendo ganancia de los que están pescando...

0
205

Para nadie es un secreto que los medios de comunicación en Guatemala han sido desde instrumentalizados, en el mejor de los casos; hasta prostituidos en la peor de las circunstancias.

En la década de los 70s y 80s, los medios de comunicación existentes fueron instrumentalizados por la guerrilla marxista-leninista que amparados en la clandestinidad y levantados en armas contra el régimen establecido, secuestraban a los directores o dueños de medios de comunicación, exigiendo por su liberación, entre otras cosas, la publicación de sendas proclamas en contra del gobierno de turno, manifiestos que de no ser de esa manera, jamás hubieran podido ser publicados por el sometimiento que los mismos medios mantenían en sus salas de redacción.

Los secuestros de Isidoro Zarco, Pedro Julio García y Álvaro Contreras Velez, todos fundadores de Prensa Libre, son fiel reflejo de lo mencionado.

Sin embargo, la necesitada solidaridad mediática, era poco o nula en estos casos y así ha venido manteniéndose a travez de la historia, todos esperan que alguno tropiece para quedarse con su clientela o su audiencia según sea el caso.

En las década final del siglo XX y la inicial de éste, el sometimiento editorial de los medios de prensa tradicionales en el país, fue notorio al responder estos a las agendas empresariales de los grandes anunciantes que estaban en conflicto con la ley penal o del gobierno de turno que les favorecía con nada despreciables contratos de pauta millonaria o de millonarios contratos por la impresión de libros o materiales para el Ministerio de Educación.

La agenda editorial de los medios de prensa tradicionales ha respondido a los intereses de los empresarios dueños de los medios de comunicación y esto es algo que ya la población sabe y lo tiene mas que aceptado.  Los slogan de ‘una prensa que es libre, independiente y digna’ se han quedado en eso, en puros slogan publicitarios porque la realidad esta muy lejos de lo promulgado.

Pero nuestra capacidad de asombro sigue siendo sacudida fuertemente; en las actuales circunstancias, importantes consorcios de medios de comunicación están siendo investigados por el Ministerio Público y algunos de sus mas importantes representantes o directores están con orden de aprensión y otros ya se encuentran guardando prisión.

Pero: lo peor de todo, es que de acuerdo a informaciones emitidas por miembros de la misma CICIG, se está investigando a todos los medios de comunicación, en base a lo presentado en el informe del financiamiento electoral que los partidos políticos presentaron al Tribunal Supremo Electoral y que la misma CICIG presento en conferencia de prensa en abril de 2015.

Sin embargo, ante esta generalizada situación, se aprovechan para cobrarse añejas facturas entre los dueños o miembros de los grupos empresariales de medios de comunicación y se han visto, recientemente ‘investigaciones periodísticas’ realizadas por algún noticiero de TV por cable, (que jamás antes ha realizado ninguna investigación) en contra del dueño o directores de otro canal de TV por cable.

Y grupos radiales que han crecido al amparo de la impunidad y la oscura manera de hacerse de frecuencias de radio, que mencionan hasta el asesinato del hermano para quedarse con sus frecuencias de radio; atacar editorial y noticiosamente en contra de otro grupo radial que tiene a uno de sus miembros guardando prisión preventiva por asuntos que le competen a su gestión como diputado al Congreso nacional.

En fin, el rio revuelto esta siendo ganancia de los que están pescando…