El Dr. JOSE LUIS CHEA URRUELA es un hombre inteligentes, serio y podría ser, uno de los Ministros del Gobierno del Presidente JIMMY MORALES, con mas “tablas” y experiencia política.

En lo que va del año, no ha tenido una mala actuación, “cero clavos” como dice el anuncio de una conocida telefónica foránea y hasta se ha atrevido a hacer algunas denuncias de casos de corrupción en su cartera, por lo que se lo podrían adjudicar algunos puntos a su favor.

Pero, la semana que recién termino, será una que no olvidará durante algún tiempo, el ya no muy joven Ministro de Cultura, pues cometió un error, de esos que son difíciles de comprender, pues haberlo evitado, era cuestión de sentido común, aunque como se dice por allí, este es el menos común de los sentidos.

Y es que el Ministro de Cultura, metió la pata, usando esta expresión tan chapina, al haber utilizado el PALACIO NACIONAL DE LA CULTURA, que es el lugar mas emblemático que tenemos los guatemaltecos, para realizar una reunión familiar en tan elegante e histórico recinto.

Si es cierto que el Ministro de la Cultura nacional, quería impresionar a la visitante AGATHA RUIZ DE LA PRADA, una diseñadora muy famosa en España y familiar lejana suya (en la fotografía inferior, al extremo derecho), que vino a Guatemala con ocasión de un show de modas de índole comercial, también lo es que el haber realizado dicho evento en tan magno lugar, le ha valido muchas y muy desafortunadas críticas en las redes sociales del país.

captura_de_pantalla_2016-11-19_a_las_11-18-12_a-m

 

Pero, en que se equivocó el señor Ministro CHEA URRUELA?

-Siendo el la mayor autoridad cultural del país, es obvio que el tiene control sobre el PALACIO NACIONAL DE LA CULTURA, pero este magno edificio se le ha dado bajo su custodia, para usos oficiales, nunca para su uso personal o familiar.

-El argumenta hoy, en su defensa, “que cualquier guatemalteco puede pedirlo para realizar allí un festejo y se le concede”, pero eso no solo nadie lo conocía antes de este incidente, sino que aunque fuera así, no procedía que fuera precisamente él, el primero en usarlo, para un evento familiar.

En todo caso, el señor MINISTRO DE CULTURA, JOSE LUIS CHEA URRUELA, peco de falta de sentido común, al autorizar para sí mismo, el uso de LA JOYA DE LA CORONA de los monumentos históricos de nuestro país, para realizar algo tan banal como una reunión familiar, con una invitada española, a quien es obvio que el quería impresionar.

El funcionario peco también de ingenuo, al no poder anticipar que ese hecho, produciría un natural malestar entre los guatemaltecos, pues para realizar el evento de homenaje a la visitante española, por parte de su numerosa familia, simplemente debería de haberse acercado a CASA ARIANA o al HOTEL CAMINO REAL, que allí tienen salones adecuados para esos fines.

Hoy, Señor Ministro, a capear el temporal!!