Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

La semana pasada, el señor HUGO LEONEL GARCIA LOPEZ concedió una entrevista a la Revista Contra Poder, declarando que había adquirido de su dueño anterior, el ex Candidato Presidencial HAROLD CABALLEROS, la casa que hoy le renta al Vice Presidente JAFETH CABRERA, en la cantidad de Q.2 millones (DOS MILLONES DE QUETZALEZ).

GARCIA LOPEZ, un empresario dedicado a los bienes raíces desde hace muchos años, argumentó que la casa había sido comprada en ese precio, “porque no era buen y además tenia ya 50 años de haberse construida”.

Ese mismo día, el Diario Digital SOY 502, publicó copias del contrato de compra venta de la propiedad, en donde constan según documento legal, que efectivamente el precio de compara del bien inmueble, fue por DOS MILLONES DE QUETZALES (ver copia del documento publicado por SOY 502 a continuación)

screen_shot_2016-09-29_at_1-09-04_pm

 

Pero, SOY 502 también publico un fragmento de la escritura con fecha de diciembre del 2,009, en que se hace constar una HIPOTECA de la casa que vendió HAROLD CABALLEROS a HUGO LEONEL GARCIA LOPEZ, por la cantidad de $2 millones (DOS MILLONES DE DOLARES).

MERCOM BANK LTD, que fue fundada en BARBADOS,  opera en la ciudad de Guatemala y es una subsidaria del BANCO AGROMERCANTIL, BAM, le prestó los DOS MILLONES DE DOLARES a HAROLD CABALLEROS y este proporciono en garantía la casa que hoy es motivo de controversia y que ocupa el Vice Presidente de la República, JAFETH CABRERA FRANCO. (Ver copia del documento de la HIPOTECA, también publicado por SOY 502).

screen_shot_2016-09-29_at_1-10-14_pm

 

Cualquier persona, se hará la pregunta de que si la propiedad que le vendió HAROLD CABALLEROS a HUGO LEONEL GARCIA LOPEZ fue hipotecada (previo proceso de una lógica valuación por expertos del banco) por DOS MILLONES DE DOLARES, como es que fue vendida por DOS MILLONES DE QUETZALES, apenas 6 años después?

El argumento de GARCIA LOPEZ de que el precio de compra fue bajo “porque la propiedad no es buena, pues fue construida hace 50 años”, no es válido, pues nadie compra una propiedad “que no es buena”.

Fotografía de Revista CONTRA PODER

 

Publicidad (Bottom)