OPM SALDRIA DE 90 AÑOS DE LA CARCEL

0
12879

 

El ex Presidente OTTO FERNANDO PEREZ MOLINA, renuncio  de la primera magistratura de Guatemala, el miércoles 2 de septiembre del 2,015, cuando tenía 65 años de edad.

De esa fecha, para acá, ha sido acusado de múltiples delitos, junto a su ex Vice Presidenta ROXANA BALDETTI ELIAS y muchos más de sus ex colaboradores, en el gobierno del PP.

El primer caso dado a conocer por la CICIG y el MP, el 16 de abril de 2,015 y que enfrenta el ex Presidente PEREZ MOLINA es el de LA LINEA, una red delictiva integrada por muchos ex funcionarios del gobierno del PP y otros particulares y por medio de la cual, defraudaban impuestos a la SAT, por medio de comerciantes e industriales que pagaban a cambio, sobornos que iban a parar a los bolsillos de los miembros de la red.

Luego, PEREZ MOLINA fue ligado al caso TCQ, que consistió en que él como Presidente del país, negoció con una empresa española, TERMINAL DE CONTENEDORES QUETZAL, un soborno de Q30 millones, a cambio de otorgar una concesión por 25 años, para utilizar el Puerto Quetzal, con el fin de instalar una terminal de contenedores, en provecho del grupo español.

Otto-Perez-Molina-detencion-preventiva_4835669

 

Y el más reciente y escandaloso, por su magnitud y el número de los involucrados, es el caso COOPTACION DEL ESTADO, descubierto el 2 de junio de este año por la CICIG y el MP.

Esta mega estructura criminal tenía cooptado al estado guatemalteca y por medio de una amplia red de corrupción se encargo de obtener financiamiento ilícito para la campaña electoral del PARTIDO PATRIOTA en el año 2,011, para asegurar su llegada al poder.

Después, la red mafiosa otorgó negocios y contratos del gobierno a los financistas que fueron empresas constructoras, contratistas varios y medios de comunicación, como pago al financiamiento obtenido, utilizando para ese fin,  a empresas inexistentes, constituidas solo para dar la apariencia de legalidad a las transacciones realizadas.

OTTO PEREZ MOLINA, de acuerdo a juristas consultados por AHORA, consideran que la amplia gana de delitos por corrupción que se le imputan al ex mandatario, pueden significarle muchísimos años de cárcel, al extremo y tomando en cuenta que ahora tiene 66 años, podría considerarse que cuando cumpla su larga condena, podría estar ya rondando más de los 90 años de edad.

Los cargos que pudieran imputársele al ex Presidente de Guatemala, unos más, otros menos, son:

-Incumplimiento de deberes

-Abuso de autoridad

-Cohecho pasivo

-Cohecho activo

-Peculado por sustracción

-Peculado por uso

Enriquecimiento ilícito

-Tráfico de influencias

-Fraude