LA CAIDA DE JORGE SERRANO

0
2397
Publicidad (Top)
Publicidad (Inline)

Su nombre ha vuelto sonar en los medios de comunicación y las redes sociales, después de mucho tiempo. Es JORGE SERRANO, el ex Presidente de Guatemala que salió al exilio hacia Panamá, el 6 de junio de 1993, hace 23 años.

SERRANO 2

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy habla de refundar el Estado, pero muchos lo descalifican, porque precisamente el rompió el orden constitucional, cuando provocó un auto golpe de estado en el país. Pero como ha transcurrido mucho tiempo desde aquel acontecimiento, el Diario Digital AHORA ha querido presentar aquí, la historia minuto a minuto, de lo que pasó durante la caída del ex Presidente JORGE SERRANO ELIAS.

SERRANO 3

SERRANO 5

 

Nuestro Director General, RODOLFO ROSALES GARCIA-SALAS, fue uno de los protagonistas de esta historia, pues el era un  dirigente políticos muy activo en la vida nacional de esa época. Es su libro MIS BATALLAS, narró todo lo que sucedió antes, durante y después del auto golpe de SERRANO y se lo presentamos a continuación, para los que no conocen esta historia, que ahora toma actualidad por ser el ex Presidente hoy fuente de las noticias.

LIBRO “MIS BATALLAS”. Capítulo: “Las 24 horas previas al auto golpe del 25 de mayo de 1993”

LUNES 10 DE LA MAÑANA. LUGAR:EDIFICIO DE LA CONTRALORIA GENERAL DE CUENTAS.

Frente al Parque Morazán, en el inicio de la Avenida Simeón Cañas, zona 2, un grupo de periodistas de medios nacionales y del exterior, cubren nuestra llegada a las oficinas de la institución encargada de fiscalizar al Estado e inmediatamente somos conducidos al despacho del Contralor General, Lic. HIRAM MAZA CASTELLANOS.

Frente a los reporteros, hacemos entrega de nuestro Memorial al Contralor, agregándole en forma verbal, que le demandamos en base a preceptos constitucionales, iniciar cuanto antes una investigación sobre los bienes del Presidente de la República, Ing. JORGE SERRANO ELIAS, por tener indicios de que habían sido adquiridos con dinero proveniente de la corrupción.

CASA PRESIDENCIAL, UNA DE LA TARDE

El Presidente SERRANO observa con sus más cercanos asesores, la transmisión por los noticieros de televisión, de la noticia de nuestra petición a la Contraloría de Cuentas y una mezcla de furia y temor, se apodera del gobernante.

DIRECCIÓN GENERAL DE RADIODIFUSION, EDIFICIO DE TGW – 5 DE LA TARDE

El Director General de Radiodifusión, Señor JACOBO ALCAHE, recibe una llamada urgente de Casa Presidencial. Al ponerse al auricular, escucha la voz descompuesta y autoritaria del Presidente de la República que le indica: “Véngase inmediatamente a Casa Presidencial, quiero hablar con usted”.

CASA PRESIDENCIAL – 5:30 DE LA TARDE

El Director de Radiodifusión es llevado inmediatamente ante la presencia del mandataria, el que sin mayores preámbulos le dice: “Cómo hacemos para cerrar el Canal 11 y evitar que transmita TELE PRENSA. Rodolfo Rosales García-Salas me está jodiendo con eso de la investigación de la Contraloría y eso hay hay que pararlo”.

Alcahé le explicaría al Presidente que era imposible, en una democracia, cerrar un canal de televisión, así por así. “Es imposible y yo no la haría Señor Presidente”, le expresó el funcionario de Radiodifusión.

ESE MISMO DIA – 10:30 DE LA NOCHE

El pueblo de Guatemala observa por los noticieros de televisión, la acción  emprendida por el autor y miembros de de la ALIANZA CIVICA en la Contraloria de Cuentas, esa mañana. Minutos antes, funcionarios de Relaciones Públicas de la Presidencia, de cuya sub Dirección era titular ROXANA BALDETTI ELIAS, habían presionado al noticiero TELE PRENSA, el más popular de la época, para evitar la transmisión de la noticia, sin lograrlo.

25 DE MAYO: UNA DE LA MADRUGADA, RESIDENCIA DEL DIRECTOR DE RADIODIFUSION, ZONA 15

El teléfono celular del funcionarios suena intermitente. Contesta su esposa. Era una llamada urgente de Casa Presidencial. El Presidente SERRANO, aún nervioso y ofuscado, ordena a ALCAHE: “Quiero que arme una cadena nacional de radio y televisión para las 6 de la mañana, pues ya tengo una solución”

“Pero Señor Presidente, cuento con muy poco tiempo para hacerlo”, le contesta ALCAHE. “Usted vea que hace, pero quiero la cadena de radio y televisión para esa hora”, insistió el mandatario. Colgó y ALCAHE se puso a trabajar.

5 DE LA MAÑANA, RESIDENCIA DEL AUTOR, ZONA 11

El teléfono suena y una voz familiar me dice a secas: “Esta en marcha un golpe de Estado, parece que cayó Serrano. Pone la radio”. Cuelga.

6 DE LA MAÑANA

La cadena nacional de radio y televisión transmite música de marimba. De repente, sin mayores preámbulos, aparece en las pantallas, la figura familiar del ya desprestigiado Presidente JORGE SERRANO. En un corto mensaje a la nación, anuncia que ha decidido disolver el Congreso de la República y la Corte Suprema de Justicia “para detener la corrupción que había en esas dos instituciones”.

JORGE ANTONIO SERRANO ELIAS, el hombre que dos años y medio antes, era el líder mas popular de la nación, se convertía de repente en un dictador sin ninguna solvencia moral.

El auto golpe que cambiaría la historia contemporánea del país, estaba en marcha. Pero la aventura duraría poco tiempo. El primero de junio  el alto mando del Ejército había decidido acatar una resolución de la Corte de Constitucionalidad que ordenaba retornar al orden constitucional. Eso significaba que el Congreso de la República debía de elegir a un nuevo Presidente, en substitución de JORGE SERRANO.

El General FRANCISCO ORTEGA MENALDO, Jefe del Estado Mayor Presidencial, había sido comisionado para comunicárselo al ya aislado mandatario. Como de costumbre, JORGE SERRANO reaccionaría con profundo enojo: “Esta es una traición, pues el pueblo me quiere”, respondería el Presidente al anuncio de su Jefe de Estado Mayor.

ORTEGA MENALDO, sumamente presionado por la circunstancias, le respondería al mandatario: “Si aún cree que el pueblo lo quiere, véngase, salgamos a la calle y se dará cuenta de la realidad”.

Así lo hicieron. Y por última vez como Presidente de la República, el ingeniero JORGE ANTONIO SERRANO ELIAS, recorrió a pie y con numerosa escolta, la calle trasera de Casa Presidencial.

A su paso, un grueso grupo de reporteros a los que él tanto había ofendido y desairado como Jefe de Estado, le preguntaron con una inocultable alegría si era cierto que ya había renunciado a la Presidencia.

Las últimas palabras de SERRANO a los hombres de prensa serían: Periodistas hijos de P…”. Todo estaba consumado, el Presidente había caído en desgracia.

6  JUNIO, 12 DE LA NOCHE – AEROPUERTO “LA AURORA”

Una silenciosa comitiva de vehículos blindados conduce al ya ex Presidente JORGE SERRANO y sus familiares, al interior del aeropuerto, por la entrada de la Avenida Hincapié. Minutos después, un viejo avión de la Fuerza Aérea Guatemalteca, FAG, alzaba vuelo rumbo a San Salvador, llevando dentro al hombre que había caído del poder, victima de su prepotencia, ceguera y ambición.

NOTA: La historia aquí revelada, contó con los testimonios de los protagonistas mencionados.

Fotografías: Cortesía.

 

 

 

Publicidad (Bottom)